El DIY y la Cosmética son compatibles, de la mano de Fitomims

El Do it Yourself (DIY) o “Hazlo tú mismo”, es una manera de crear o reparar cosas, objetos o ropa con tus propias manos.

Algunos expertos lo denominan una nueva corriente de filosofía contracultural, mediante la cual innovas según tus convicciones y desarrollas tu creatividad, a la vez que promueves un consumo responsable, ahorras dinero y aprendes al mismo tiempo.

fitomims_1

Foto vía talencio.com

El Do it yourself está ganando cancha ante el nuevo paradigma frente al que se encuentra el consumidor de hoy en día. Las piezas únicas vuelven a recuperar su valor e identidad. Nos gusta ser diferentes, especiales, únicos. Y nos gusta que así sea también la ropa que llevamos puesta, los muebles que tenemos en casa o la cosmética que usamos.

En éste post me centraré en la cosmética natural, pero no en sus múltiples propiedades y beneficios para nuestra salud y el medio ambiente, sino en la posibilidad que tenemos de hacerla en casa, de una manera muy fácil.

Esto es lo que ha conseguido Fitomims, una marca muy joven y rompedora, que ha sabido dar en el clavo, incorporando la filosofía del Do it Yourself a la cosmética natural.

capcalera_logo_2

Marta y Xavi, dos emprendedores rurales ubicados en Horta de Sant Joan (Tarragona) han apostado por recuperar las plantas mediterráneas y sus usos cuotidianos, elaborando kits para que puedas hacerte tu propia cosmética natural en casa.

Puedes escoger varios productos, desde crema facial o de manos, leche corporal, crema para el contorno de ojos, crema para pieles sensibles (embarazadas o pieles atópicas) hasta desodorante o mascarillas faciales.

La base de sus productos son plantas mediterráneas, que crecen en nuestro entorno, como la caléndula, el árnica, el romero, la menta, la cola de caballo o la manzanilla, entre muchas otras.

Parten de la base de recuperar y actualizar el antiguo oficio de las trementinaires, que realizaban mayoritariamente mujeres de la Catalunya rural. Estas mujeres recolectaban hierbas y plantas medicinales y pasaban largas temporadas lejos de sus casas, vendiendo y aplicando los remedios a quienes los necesitaban. Fitomims se propone recuperar y actualizar este antiguo oficio, adaptándolo a las necesidades de la sociedad del siglo XXI y contribuyendo a mejorar la interacción entre la sociedad y el entorno y, por tanto, a aumentar el respeto y el cuidado recíproco.

Y aquí os cuento mi experiencia…

En Fitomims te lo ponen muy fácil. Tu escoges el producto que quieres hacer y ellos te envían un paquete como éste que tienes aquí abajo, hecho de cartón reciclado, al que por cierto le buscaremos un buen segundo uso. Dentro están todos los productos de base que necesitas y el manual de uso para hacerlo tu mism@.

caja

Yo me he estrenado con una crema after-sun, porque tan importante es protegerse del sol antes de una exposición prolongada, como después para reponer tu piel.

Así que una vez estudiadas las instrucciones muy a fondo y de mirar los vídeos tutoriales que tienen en la web, me puse manos a la obra.

El manual está muy bien pautado y con mis dos hijos de 9 y 6 años, que me iban leyendo el siguiente paso que teníamos que hacer, pasamos un buen rato.

¡Y la crema salió bien! Tengo que reconocer que tenía mis miedos, porque una a veces no es muy hábil, pero el trabajo en equipo y las buenas indicaciones, dieron sus frutos.

foto 4 (1)

El after-sun tiene una textura suave al tacto, sabes lo que te estás poniendo en la piel y la satisfacción personal es más elevada que comprando la crema ya hecha. Necesitas más tiempo para conseguirla, si, pero es un tiempo bien invertido y compartido en familia. ¿Qué más se puede pedir?

Os animo a experimentar la alternativa del do it yourself con la cosmética natural, de la mano de Fitomims. ¡Os gustará!

Información complementaria sobre Fitomims

Los productos los podéis comprar en su tienda on-line y también cuentan con puntos de venta física. Tienen previsto ampliar la oferta de kits, con tintes naturales para ropa o para crear tu propio lavavajillas. ¿Apetece, no?

Y si os gusta el producto, podréis pedir una reposición del mismo. De esta manera recibes sólo lo que necesitas para volver a hacerte la crema, sin que tengas que comprar todo el kit de nuevo. Te ahorrarás un nuevo manual de uso que ya tienes, el envase y el packaging. Es una bonita manera de concienciarnos a los consumidores de que no hace falta disponer de todo el material de nuevo. Utilizando los mínimos recursos podremos hacer la misma crema, contribuyendo a la protección del planeta y a nuestro bolsillo, ¡claro!

fitomims_3

También imparten talleres sobre cosmética y jabones naturales y organizan salidas de campo para aprender a identificar las plantas medicinales y sus múltiples usos.

¡No dudes en contarme tu experiencia si lo pruebas!

Anuncios